Home / Guerrero / De sol a sol “Querubín” trabaja bajo los intensos rayos del sol limpiando parabrisas para sacar adelante a su familia.

De sol a sol “Querubín” trabaja bajo los intensos rayos del sol limpiando parabrisas para sacar adelante a su familia.

De sol a sol “Querubín” trabaja bajo los intensos rayos del sol limpiando parabrisas para sacar adelante a su familia.

 

Por Yasmín García

 

Su hija Naomi de 11 años, su hijo Abisai de 7 años, y su esposa María Guadalupe, son el motivo por el cual José trabaja de limpiaparabrisas para llevar el sustento familiar.

 

El “Negrito” del semáforo o el “Querubín” como es conocido, tiene 27 años de edad, trabaja en el semáforo que está sobre la Av. Prosperidad, Col. Universal, en Chilpancingo, Guerrero, dos años de ardua labor se notan en su piel que luce maltrata por los rayos del sol.

 

“A mí me gusta ganarme el dinero honradamente, no ofendo a nadie, simplemente tengo familia que mantener, siento que es un trabajo honrado, no le estoy ofendiendo a la gente, al contrario, mucha gente de aquí me conoce y me dicen que pues que, qué onda, que, ¿por qué no consigo un trabaja más acá?, pero desgraciadamente como mis recursos son bajos, pues no tuve estudio, nada más tuve secundaria y tengo que tener el aporte para mi casa, para mi familia, todos los días trabajo aquí, llego a las 8:00 de la mañana y me voy a las 7:00 de la noche”, comenta el “Querubín”

 

Desafortunadamente el “Querubín” tiene vicios: “la mona y el alcohol”, menciona que ya dejó uno el de “la mona” sin embargo no el del alcohol.

 

-Reportera: ¿tú te drogas o tomas?

 

-El “Querubín”: “pues si tomo, porque hace algún tiempo tuve una depresión con mi familia, para que te voy a decir que no, sí tomo, pero no me gusta andar agarrando cosas ajenas, no, no, el trabajo me lo gano, el dinero me lo gano con el sudor de mi frente”.

 

Al fallecer su mamá, él comienza a ingerir bebidas embriagantes, y comenta que desea dejar de hacerlo.

 

“Querubín” sólo terminó la secundaria, desde pequeño ha trabajado, su especialidad es la albañilería, sin embargo, le es muy difícil conseguir trabajo.

 

-El “Querubín” nos dice: “pero pues ahorita no hay trabajo, porque pues la gente a veces no te quiere dar trabajo, por lo mismo, de que dicen a lo mejor no puede, que esto, que el otro, sin en cambio no conocen a la gente”

 

En el mismo semáforo se encuentra su amigo y compañero: José Luis García, él tiene 27 años de edad, trabaja desde que era pequeño, a veces también trabaja de “lanza fuego”, no lo hace diario porque sin querer ha llegado a ingerir el diésel, y este causa un dolor en su estómago por varios días, la cara se le inflama por el fuego que lanza.

 

Es padre de familia de 4 niños, el más grande tiene 15 años y a veces también va a trabajar con él, su hijo más pequeño tiene 2 años, los mantiene del dinero que gana limpiando parabrisas, a veces lo contratan para cortar la hierba de terrenos o para recoger basura.

 

-José Luis García, nos platica: “Una despensa, lo que puedan, luego me vienen a dejar comida aquí y me la llevo para la casa, pido a la ciudadanía que me echen la mano con lo que se pueda”.

Mientras realizaban su trabajo aspirantes, precandidatos y candidatos de los diferentes partidos políticos, se acercaban a ellos para proporcionarles playeras o cubre-bocas, con la finalidad de promover su imagen ante los procesos electorales, haciéndose los omisos ante el trabajo informal que realizan.

 

“Querubín” pidió a la ciudadanía respeto: “yo valgo por mí mismo, yo soy yo, y a mí la gente sí me cataloga como una persona borracha o drogadicta, a mí me vale, ahora sí que me vale un comino, y pues yo me gano el dinero, yo no les ando pidiendo que regálenme una moneda o que dame dinero, no, no, yo me lo gano con el sudor de mi frente y a veces te digo, las apariencias engañan, a veces el que dice según tener mucho no tiene nada, hace rato pasó una persona y me ofendió, me dijo que, qué onda me mando ¡hasta uta!, me dicen que me vaya a chin… perdón por la palabra, así pues, que me vaya mucho por allá lejos, yo los ignoro, no los estoy ofendiendo, simplemente les quiero hacer un favor, les quiero quitar la mugrecita que tiene su parabrisas, pero pues unas personas no lo entienden así.

Check Also

*A seis años y  cinco meses de la desaparición de los 43, reprocha Ayotzinapa a la Federación lentitud en investigaciones*

*A seis años y  cinco meses de la desaparición de los 43, reprocha Ayotzinapa a …

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

A %d blogueros les gusta esto: